Mostrando 1 resultado(s)

El sueño de los virtuosos

Siempre que viajaban juntos ella caía dormida en los primeros cinco minutos. Él no decía nada, se limitaba a conducir con la vista fija en un horizonte de carreteras secundarias y mosquitos aplastados en el parabrisas. A veces ella cabeceaba, sobresaltada por un giro inesperado del volante o el carraspeo seco de la radio al …