Una caja para guardar una obra de arte

Posted by in Encuadernaciones

Me encanta cuando un amigo, un artista, se acerca a Tigomigo para encargarnos algo especial. A veces ni siquiera es un encargo aún, solo es una lluvia de ideas, deseos, proyectos, imágenes preconcebidas… y una necesidad. Así es como nació esta preciosa caja que realizamos para Rosanna Fontanet.

Para los que no la conozcáis, Rosanna es una artista de Terrassa especializada en grabado y pintura. Sus obras tienen mucho de ese aliento sencillo y delicado que imaginamos asociados a los paisajes nórdicos.

La habían seleccionado para participar en una exposición colectiva en homenaje a otra gran mujer y artista, Roser López, y quería que su obra fuera un libro de artista. Estuvimos charlando, viendo telas, cosidos, revisando su obra (unos delicados gofrados en seco de aves…) y al final el resultado fue esa caja de líneas rectas, sencillas.

Roser y Rosanna compartían el amor por la naturaleza y por las aves, por eso ella había decidido crear esos grabados silenciosos y sutiles. Coserlos en un libro sería como cortarles las alas y nosotros queríamos que volaran libres. Por eso concebimos esa pequeña caja-guarida. Elegimos una tela de tonos tierra con ligeros brillos tornasolados. La tela también tenía su historia: eran los últimos restos de una fábrica de telas de encuadernación que cerró hace años.

Caja de Rosanna Fontanet
Cubrimos la tapa superior con un grabado de hojas que tenía los mismos tonos ocres que la caja, con lo que el conjunto resultaba perfecto. Y lo más importante… la caja estaba en perfecta sintonía con la obra de Rosanna.

Fue un proyecto que realizamos hace tiempo. Sé que soy un desastre compartiendo las cosas que creamos… pero me apetecía muchísimo enseñároslo.

Caja para Rosanna Fontanet