Encuadernaciones

Sombras de porcelana

Si hay algo por lo que me gusta pasear en Andorra la Vella es porque siempre encuentro algo increíble en la Mà de la Mar. Esta semana pasada fueron las esculturas de cerámica de Roser Oter.

Parecen piezas inspiradas la palabra y el silencio. Sus obras son frágiles, imperfectas, senzillas. Sombras que cuelgan de la luna, lectores anónimos atrapados entre sábanas de porcelana blanca.

No soy experta en cerámica -¡en realidad soy experta en pocas cosas!- pero su obra posee esa belleza imperfecta, impermanente e incompleta propia de la filosofia Wabi-sabi.

 

 

Este vídeo muestra un fragmento de la inauguración de su exposición Emocions, pòsit de vivències en la Sala Portal del Pardo del Vendrell. Mar ya nos avisó que era una performance bella y poética: dos mujeres danzan bajo una cascada de pétalos de blanca porcelana acariciadas por la música del violín de Maria Porta Serramià. Espero que os guste tanto como a mí.

Roser Oter nació en El Vendrell (Cataluña, España) y actualmente vive en Santa Oliva, donde tiene su taller – galería. Su obra ha sido expuesta en la Muestra de Arte y Artesanía de Valderrobres (Teruel), en la Sala Palau Bofarull (Reus), en el Centre Català d’artesania (Barcelona), entre otras.

Más información:

Facebook Twitter Linkedin Mail Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *