Nowhere

Era un lugar triste. Los hombre vivían asustados como pequeños ratones de campo y se quedaban dormidos en húmedos vagones de cercanías.


leyendo a Zygmunt Bauman

Facebook Twitter Linkedin Mail Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *